Semana Santa, Milpa Alta DF

Save on hotels with HotelsCombined.com

Milta Alta

Milpa Alta es rica en historia, cultura y tradiciones, además, allí se respetan profundamente sus usos y costumbres, lo que podemos apreciar en las celebraciones que se realizan en el transcurso del año. ¡Vívela esta Semana Santa!

Los habitantes de este lugar tienen un notorio cariño a su tierra, en la cual el 80% de la superficie agrícola está dedicada al cultivo del nopal, del que se obtienen alrededor de 212 mil toneladas anuales. De las construcciones religiosas destaca la iglesia, que data de los siglos XVI y XVII, fruto de la herencia franciscana de estilo barroco renacentista; en su interior alberga óleos y frescos de exquisita belleza así como retablos, entre los cuales resalta el de la Asunción de María.

Para los habitantes de Milpa Alta la celebración de la Semana Santa tiene especial relevancia y la festejan con mucho fervor; participan en ella más de 60 actores, todos nativos de Milpa Alta. El escenario de esta representación son las calles aledañas a la iglesia parroquial, algunos barrios y la explanada de la delegación. Los actos religiosos se inician el Domingo de Ramos, conforme a la ortodoxia litúrgica se representa la pasión y muerte de Jesucristo.

Para conocer a fondo la celebración platicamos con el señor Concepción Laguna quien fue director de la obra El Mártir del Gólgota del año 1969 a 1980. Don Concho como se le conoce, narra que esta tradición se inició por el año de 1905, inculcados por el señor Alvarado y que por ese entonces se contaba con doce elementos, pero cuando llegó el movimiento revolucionario en 1910 se suspendió la obra, hasta retomarse nuevamente en el año 1935 por el señor Adalberto Fuentes Cruz, basado en el libreto de Enrique Pérez Escril, autor del Mártir del Calvario y que hoy se sigue sin modificación.

Los directores que dirigen la obra aquí en Milpa Alta surgen de entre los mismos actores y son los que tienen mayor experiencia en el desarrollo de la obra. La función del director es la de repartir adecuadamente los papeles a los participantes según sus características y desenvolvimiento; para que la obra sea más real, los personajes principales se escogen por voz y estatura, los demás actores se seleccionan por voluntad de los participantes.

Los preparativos inician después del 6 de agosto, para lo que se organiza un convivio con las personas que participarán en la obra y las de años anteriores; en octubre se realizan acuerdos para la preparación de la obra, se reparten los guiones y en diciembre se otorgan los papeles. Entre el 18 al 20 de enero comienzan los ensayos, que se realizan dos veces por semana. Al Centurión, un elemento importante dentro de las festividades de la Semana Santa, se le adjudica el cargo el Domingo de Pascua en donde se le corona y entrega una imagen de Jesús, que conserva en su casa todo el año y celebra rosarios cada mes. El señor José Antonio Vázquez Jiménez, Centurión en turno, nos invitó a su casa para conocer las actividades de su cargo, la alimentación de los actores y visitantes; en este domicilio se realizan los ensayos y se guardan los vestuarios.

Por los años 1935-59 el vestuario de los actores se tenía que alquilar en casas especializadas en la Ciudad de México hasta que, más tarde se empezaron a donar.

Iglesia de Milta Alta

El Domingo de Ramos los lugareños concurren a las 11:00 a.m. a la Reunión de las Palmas en el barrio de San Agustín el Alto, y marchan en procesión con destino a la parroquia de la Asunción. En el interior de la parroquia el Jueves Santo, por la tarde, se representa la Última Cena, el Sermón del Mandato y el Lavatorio de Pies, más tarde se realizan otros actos como la traslación del Santísimo Sacramento al monumento del altar, para terminar con el prendimiento y encarcelamiento de Jesús.

La celebración llega a su máxima expresión el Viernes Santo, los milpaltenses se reúnen en el atrio de la iglesia para presenciar cómo los soldados romanos sacan a Jesús de su celda, la cual está adornada con ramos de manzanilla, y se le acomoda cuidadosamente sobre unas andas para ser conducido por todo el Vía Crucis. En la capilla de la Virgen de Guadalupe se representa la flagelación y coronación de Jesús. Más adelante en una de las calles se flagela en vivo con varas a los que caracterizan a Dimas y Gestas, y se les hace cargar una cruz que llevan por todo el caluroso camino hasta culminar nuevamente en la parroquia donde se realiza la crucifixión.

El viernes por la noche la imagen de Jesús es colocada en un nicho llamado Santo Entierro, que se traslada en procesión al barrio de la Luz.

Se podría decir que el Domingo de Resurrección marca el final de esta celebración de la Semana Santa en Milpa Alta, con la coronación del nuevo Centurión quien se encargará de continuar con la tradición el año siguiente.

Cabe mencionar que en el transcurso de la Semana Santa el arte culinario no podía quedar atrás ya que en estos días se prepara revoltijo, platillo aderezado con mole, nopales, camarón y romeros además de tortitas de papa y pescado.

Pasada la Semana Santa la alegría se desborda por las calles y comienza el carnaval en donde participan las comparsas de cada barrio acompañadas de su respectiva banda de música, salen a relucir los diferentes disfraces como los costosos trajes de chinelo que dan realce y fin a una de las tradiciones que los milpaltenses conservan con mucho orgullo.

¿Has vivido la Semana Santa en Milpa Alta? ¡Cuéntanos qué te pareció!

Save on hotels with HotelsCombined.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s